Inteligencia Financiera, Dinero, Blockchain, Criptomonedas y Bitcoin

Posted by Carlos Brys | Uncategorized | viernes 12 octubre 2018 11:09 am
Number of View: 425

¿Qué es la inteligencia financiera?

La podemos definir como: “El desarrollo de la capacidad para optimizar y obtener nuevas fuentes de ingresos, buscando una estabilidad o crecimiento económico”.

Se la reconoce como la habilidad para manejar las finanzas personales,  controlar los gastos, desarrollar estrategias de ahorro y consumo, gestionar las deudas, aprovechar las promociones, entre otras.

Se puede decir que una persona desarrolla su inteligencia financiera cuando:

  • Planifica un futuro financiero
  • Tiene ingresos superiores a los egresos
  • Busca nuevas fuentes de ingresos
  • Optimiza y rentabiliza su capital
  • Aprende a invertir y crear negocios
  • Asegura capital para retiro

 

Pero antes de comenzar a desarrollar los demás temas del título de esta nota, quisiera mencionar un par de términos que el lector debería conocer antes de introducirse al mundo de las criptomonedas, y que tal vez lo alivien de futuras frustraciones, dolores de cabeza y sirva de advertencia antes de decidir qué hacer con su dinero.

Éstas palabras son: el Esquema Ponzi y el Scam.

 

El Esquema Ponzi

Es una operación de inversión fraudulenta, que implica el retorno de la inversión a los inversores a partir de su propio dinero y del dinero de nuevos inversores. Este sistema consiste en un esquema piramidal en el que las ganancias que obtienen los primeros inversionistas son generadas por dinero aportado por ellos mismos y por otros nuevos inversores que ingresan al esquema engañados por las promesas de obtener grandes beneficios en un plazo muy corto.

El término “Esquema Ponzi” fue acuñado como consecuencia de una estafa perpetrada por Carlo Ponzi, un famoso delincuente de origen italiano. Actualmente el término se usa para describir de cualquier estafa que paga a los primeros inversores retornos que provienen de los aportes de los inversores que ingresan más tarde.

El sistema funciona siempre que crezca la cantidad de nuevos inversores (víctimas). Se lo conoce como sistema piramidal, porque la única manera de cubrir los retornos es por medio del dinero de un nuevo participante que se sume a la base de la pirámide.

Para atraer y captar a nuevos inversores, el esquema promete alcanzar la libertad económica y un enriquecimiento rápido, recurriendo a una campaña publicitaria agresiva donde usan a figuras públicas como “embajadores” y mostrando los beneficios de entrar cuanto antes a la “revolución financiera”. Una vez dentro, los inversores son invitados a sumar más miembros, los cuales con su aporte financian el retorno inicial del reclutador.

Este sistema no invierte en instrumentos financieros, sino que redistribuye el dinero de unos inversionistas hacia otros. Una vez que la pirámide deja de crecer y de captar más gente para el “negocio”, la cadena de retornos se corta, se acaba la promesa de obtener los retornos de la inversión y la pirámide se cae. Los únicos favorecidos son los que ingresaron primero a la pirámide y lograron introducir a otros al esquema.

Si le ofrecen integrar una comunidad de inversionistas pero para ingresar debe hacer una inversión inicial, y además le invitan a conseguir nuevos miembros para acelerar el retorno de su inversión, tenga por seguro que es un esquema Ponzi.

Scam

Es un término que se utiliza para referirse a las estafas realizadas por medios electrónicos. En términos generales se pretende estafar económicamente por medio del engaño,  ofreciendo un beneficio al que se accede previo envío de dinero o depósito de inversión.

También se refiere a organizaciones que ofrecen un producto o servicio poco consistente que en realidad es falso, por tanto una estafa.

Si en un sitio u organización lo invitan a invertir y obtener grandes ganancias sin hacer nada, probablemente nunca recupere su inversión. Las transacciones son irreversibles.

 

El Dinero

Se considera dinero todo aquel activo o bien (tangible o intangible) que se acepte como medio de cobro y pago para realizar transacciones.
Por el contrario a la creencia popular, el dinero no son solo los metales y papeles que usamos como monedas y billetes, sino toda clase de activos que una comunidad acepte como medio de pago.
Para facilitar las transacciones se creó el dinero físico, y hoy usamos billetes fiduciarios que tienen valor sólo debido a su declaración como dinero por el Estado (sin el respaldo del patrón oro) y también en el crédito y la confianza (la fe en su futura aceptación) que inspira.
Por consiguiente, podemos considerar dinero al papel que imprimen los gobiernos y regulan los bancos centrales, como así a “cualquier bien” que se acepte como medio de pago.
Esto implica que cualquier entidad o persona puede crear dinero, si este se acepta como medio de pago, así como los países crean su “moneda de curso legal” (dinero fiat), otras entidades pueden crear su propio dinero, inclusive digital.
Por ejemplo, al cargar una tarjeta de servicio prepago (una SUBE) se convierte dinero fiduciario en dinero digital, el que se almacena como bits en la tarjeta, y luego se lo reconoce como medio de pago (para el transporte público).

Criptomonedas

Una criptomoneda, es un medio digital de intercambio. Su nombre deriva del uso de la criptografía (algoritmos matemáticos complejos para codificar datos) para asegurar la integridad de las transacciones financieras, controlar la creación de unidades adicionales de moneda y verificar la transferencia de activos.

Se puede definir que una criptomoneda es dinero digital privado, que se genera y gestiona por fuera del sistema bancario y su circulación no depende de los bancos centrales.

Una característica sobresaliente es que las operaciones usando criptomonedas no tienen intermediarios. Se realizan directamente entre del comprador al vendedor, por lo que se tiene un sistema de transferencia universal de valor, libre de intermediaciones.

Esta forma de funcionar reduce los costos de las transacciones, reduce los tiempos porque las liquidaciones entre las partes demora es del orden de minutos y elimina la intermediación de los agentes financieros para realizar transacciones.

Al igual que el oro, las criptomonedas tienen el potencial de ser reservas de valor mientras exista demanda.

Una de las características destacables es que están exentas de procesos inflacionarios, ya que la oferta del total de circulante es fija, se establece en su creación, con una tasa de emisión constante. Esto produce un efecto de variabilidad de precio creciente, producida por el aumento de la demanda y el atesoramiento para especular con su valor.

Al ser una operación entre personas, se necesita un sistema que brinde un alto grado de seguridad de las transacciones y que sea abiertamente auditable. Esta seguridad se logra utilizando la tecnología de cadenas de bloques: la Blockchain.

¿Qué es la tecnología Blockchain?

La blockchain es una base de datos descentralizada que funciona como un libro mayor de contabilidad público. En esta arquitectura, hay computadoras interconectadas en la internet llamadas “nodos” que almacenan una copia de la base datos. Esto significa que cada nuevo registro en la base de datos (el bloque) se replica por todos los nodos, lo que impide su manipulación,  asegura la integridad por la multiplicidad, y permite que todos conozcan los movimientos de cualquier usuario que se haya realizado en el bloque.

Al estar basado en algoritmos criptográficos, la blockchain es uno de los métodos más seguros que existen para crear, modificar, compartir y almacenar información, por lo que podría aplicarse a cualquier ámbito que que requiera autenticidad, particularmente si en el proceso intervienen múltiples usuarios.

Un “bloque” es un paquete de datos que contiene el registro de las transacciones y se caracteriza por contener información codificada del bloque que se creó con anterioridad, de tal manera que se puede construir una “eslabón” que enlace cronológicamente un bloque con otro, de ahí deriva el nombre de cadena de bloques: la blockchain.

La creación de un bloque nuevo implica una complejidad creciente. Está regulada por un complejo rompecabezas matemático donde se deben resolver ecuaciones para hallar un número (llamado nonce) tal que, cuando se combina con los datos en el bloque y se pasa a través de una función criptográfica  que devuelve un resultado que se denomina “hash“. Este valor debe estar comprendido dentro de un rango determinado.

El trabajo de creación de bloques lo realizan “los mineros”: grupos de computadoras de alto rendimiento que tratan de adivinar el número nonce, que lo usan para aplicar la función hash a la combinación del número adivinado y los datos en el bloque. El hash resultante debe comenzar con un número preestablecido de ceros y no hay forma de saber qué número funcionará. Esta es una tarea extremadamente compleja e implica a miles de mineros trabajando simultáneamente alrededor del mundo.

El minero que logra obtener un valor de hash dentro del rango establecido anuncia su éxito al resto de la red, el bloque es validado y se incluye en la cadena, los demás mineros inmediatamente dejan de trabajar en ese bloque y comienzan a averiguar el número nonce para el siguiente bloque. El minero que resolvió el problema recibe como pago por su trabajo 12,5 bitcoins.

 

El Bitcoin

El Bitcoin (BTC)  es una criptomoneda basada en un protocolo de código abierto creada en el año 2009 por una persona desconocida que usó el seudónimo de Satoshi Nakamoto.

Se soporta en la tecnología de la blockchain para llevar un registro contable distribuido, público, y difícilmente falsificable.

La naturaleza del Bitcoin es desregulada, especulativa y altamente volátil. Al estar fuera de los controles de los bancos centrales es inconfiscable, resistente a la censura y se autoregula por el propio sistema.

En su concepción se estableció que el número máximo de bitcoins a crearse será de 21 millones, lo que lo convierte en un bien de cambio deflacionario por tener un límite fijo de circulante futuro.

La creación de bitcoins se realiza por medio del proceso de “minado”, que implica resolver complejos algoritmos matemáticos para generar un bloque válido para la blockchain.

 

¿Cómo obtener bitcoins?

Básicamente, hay cuatro maneras de obtenerlos: 1) minando para crear un bloque y cobrar la recompensa, 2) Cobrando en bitcoins por bienes o servicios, 3) Cambiando dinero fiduciario en las casas de cambio especializadas (exchanges) y 4) Comprárselo a otra persona (P2P).

De las cuatro opciones, la primera queda fuera del alcance de las personas en general , debido al altísimo costo de inversión en infraestructura, poder computacional necesario y gastos operativos. Para la opción 3, puede consultar una lista de exchanges en coinmonitor.info y para la opción 4 puede consultar una lista de vendedores particulares en LocalBitcons.

¿Y dónde se guardan?

Debido a la naturaleza del sistema, los bitcoins son inseparables de su libro de transacciones, por los tanto, están almacenados en la blockchain.

En una forma análoga al sistema de números de cuenta bancarios, los bitcoins se asocian a una “dirección” (Bitcoin address) y para proteger la titularidad de esa dirección se usa la criptografía de clave pública (o criptografía asimétrica), en la que se generan dos claves: una pública y otra privada.

Para gestionar los datos necesarios que permitan operar con los bitcoins se necesita una aplicación que almacene las credenciales digitales de la posesión de los bitcoins en una determinada dirección. A esta aplicación o programa se la denomina billetera (wallet) que administra estas claves.

En otras palabras, los bitcoins están almacenados en la blockchain y una billetera  gestiona las claves para poder acceder a ellos y administrarlos.

Ya tengo Bitcoins. ¿Qué puedo hacer con ellos?

Como las criptomonedas son un medio digital de intercambio, se pueden usar para pagar por bienes y servicios en cualquier parte del mundo donde las acepten. Pero además se las puede atesorar (hold) esperando que incrementen de valor en el futuro, o especular financieramente (trade) intercambiándolas alternativamente por moneda fiduciaria ante las fluctuaciones de valor frente al dólar estadounidense.

Más allá del mundo Bitcoin

Desde su aparición en el año 2009, se crearon más de 4.000 criptomonedas alternativas al Bitcoin, conocidas en la jerga como altcoins, que se pueden consultar en el mercado de capitalización. (ver: https://coinmarketcap.com/ )

Entre las que tienen mayor circulación y capitalización se puede mencionar a: Ethereum (ETH), Tether (USDT), XRP, EOS, Litecoin (LTC), Zcash (ZEC), Cardano (ADA), Stellar (XLM), IOTA (MIOTA), y otras tantas más.

En este universo de criptomonedas altcoins, aparecen algunas que por sus fallas de implementación con el tiempo pierden su valor o lisa y llanamente son una  estafa (scam). Este grupo de altcoins recibe el nombre de shitcoins.

 

Asumiendo que en este punto, el lector ya dispone de la información necesaria para comprender los conceptos de las criptomonedas, sus beneficios y sus riesgos, comparto algunas consideraciones a tener presente al momento de decidir dónde invertir:  Que sea descentralizada. Que el protocolo sea abierto. Que sea intercambiable en los exchanges. Que esté en el CoinMarket. Que sea ampliamente aceptada. Y pregunte mucho antes de tomar una decisión.

Y una reflexión final:

No inviertas aquí maś de lo que estés dispuesto a perder totalmente.

 

Fuentes:

Esquema Ponzi https://es.wikipedia.org/wiki/Esquema_Ponzi

Scam https://es.wikipedia.org/wiki/Scam

Criptomonedas https://es.wikipedia.org/wiki/Criptomoneda

What is Blockchain Technology? https://www.coindesk.com/information/what-is-blockchain-technology/

Bitcoin  https://es.wikipedia.org/wiki/Bitcoin

Bitcon en Zapatillas https://www.bitcoinenzapatillas.com

Grupo Bitcoin Argentina en Facebook: https://www.facebook.com/groups/BitcoinArg/

ONG BitCoin Argentina https://www.bitcoinargentina.org/